Evangelización

La oración, la adoración y la compasión conducen a la Evangelización, que es la razón última de la comunidad.

Para los miembros del Emmanuel esta evangelización implica distintos aspectos y en todo caso está orientada preferentemente hacia las personas que no conocen a Dios o se han alejado de Él:

• En primer lugar, por medio de actos individuales en los círculos de conocidos de cada uno: familia, amigos, compañeros de trabajo... Cada miembro del Emmanuel es un misionero en su propio ambiente.
• Se expresa por el compromiso individual de los miembros en actividades de la Iglesia local (parroquias, diócesis) o universal.
• Implica también la participación en las obras apostólicas iniciadas por la Comunidad: evangelización en familias (Amor y Verdad), jóvenes, solteros, trabajadores, pobres, marginados (Fidesco) etc.
• Toma cuerpo finalmente en las misiones confiadas explícitamente por la Iglesia a la Comunidad.